Qué es una Vía Ferrata y qué saber antes de hacerla

Qué es una Vía Ferrata y qué saber antes de hacerla

This post is also available in: English

Hace poco que descubrí el emocionante mundo de las Vías Ferratas y aunque todavía soy principiante y me estoy introduciendo en este ámbito, ya me pueden las ganas de convertirme en toda una profesional.

Puede que no hayas escuchado ni hablar de ellas porque hasta ahora no eran muy populares (o yo estaba muy poco enterada) o las conoces pero todavía no te has atrevido a lanzarte a la aventura. En cualquier caso, en este post te cuento todo lo que me hubiera gustado a mí saber antes de enfundarme en el arnés y abrocharme el casco.

¿Qué es una Vía Ferrata?

Antes que nada, empecemos por el principio. Una vía ferrata es una ruta de montaña pero que incluye ciertos elementos artificiales que la hacen más segura (y más divertida). ¿Qué tipo de elementos?

  • Grapas
  • Clavijas
  • Peldaños
  • Cadenas
  • Puentes Colgantes
  • Tirolinas
  • Pies de gato
  • Arnés
  • Mosquetones
  • Aseguradores

La vía está equipada con cables de acero anclados durante todo el recorrido, y tú llevas unos mosquetones que mientras avanzas vas conectando a él, lo que te asegura en caso de caída. Por decirlo de otra manera, vas en todo momento conectado o conectada a la montaña.

ruta de via ferrata

¿Qué diferencia hay entre Vía Ferrata, alpinismo y escalada?

Es muy común confundir estos términos y aunque son deportes que tienen relación entre sí, hay diferencias notables.

Como decía, la Vía Ferrata es una ruta de montaña en la que te ayudas de peldaños y cables de acero a lo largo de todo el recorrido para seguir avanzando.

Sin embargo, y aunque en el alpinismo y en la escalada también cuentas con equipos de protección, escalas directamente sobre paredes rocosas u otros relieves naturales. La ayuda que tienes en estos casos, es tu propio cuerpo y tus habilidades para trepar. La técnica necesaria es superior, y se requiere cierta experiencia.

Si entramos más en materia, el alpinismo implica la escalada de montañas de altura y busca conquistar la cima, mientras que la escalada deportiva puede quedarse simplemente en un tramo de la montaña y no tiene por qué ser grande.

¿Es difícil hacer una Vía Ferrata?

Como todo en la vida, es cuestión de experiencia. Sin embargo, sí que hay diferentes tipos de vías ferratas según su nivel de dificultad y hay una manera de medirlas. La más popular, es la escala Hüsler, y se clasifica de la siguiente forma:

  • K1: fácil
  • K2: poco difícil
  • K3: algo difícil
  • K4: difícil
  • K5: muy difícil
  • K6: extremadamente difícil

Así que ya sabes, si nunca has hecho una Vía Ferrata, quizás empezar por una K6 no es la mejor elección. Empieza por una K1 y después ve subiendo el nivel.

Si nunca la has hecho y te apetece, he de decir que una K1 no es difícil pero sí que requiere una condición física aceptable. No deja de ser una ruta de montaña que aunque cuente con ayudas, necesitas fuerza y agilidad.

vias ferratas en España

Material necesario para hacer una Vía Ferrata

El itinerario en la montaña cuenta con diferentes elementos artificiales por los que ir avanzando, tal y como comentaba. Pero además, hay que tener en cuenta el material que llevas encima porque para que la actividad sea realmente segura, hay que llevar un equipo adecuado.

Para empezar, lo normal es hacer una vía ferrata guiada, es decir, acompañado de un profesional que nos vaya enseñando tanto el camino como las técnicas para recorrerlo. En estos casos, te prestarán el material así que no deberás preocuparte por nada, pero de todas formas, estos son los materiales mínimos que deben ofrecerte (¡no te fíes si no los llevan!):

  1. Arnés: Que sea homologado de montaña, no pese y sea cómodo.
  2. Disipador de energía: este artilugio absorbe el impacto si te caes. Tiene un sistema de seguridad y lo que hace es ir reduciendo la velocidad de la caída para evitar lesiones.
  3. Casco: ligero y homologado.
  4. Mosquetones: anchos y con sistemas automáticos de presión. Tienen que deslizarse bien por el cable, si no, dificultan la actividad.
  5. Cintas: para asegurarnos a los anclajes de la vía
  6. Mochila: ligera y cómoda. No tiene por qué ser muy grande, pero que esté bien pegada a la espalda. Lleva siempre agua y algo de comida como frutos secos o fruta. Si vas por tu cuenta, te recomiendo también llevar un frontal, por si se te hace de noche en la montaña.
  7. Qué ropa llevar: importante llevar ropa lo más cómoda posible. Ten en cuenta también la temporada del año que sea y la zona, para adecuar tu ropa al frío o al calor. En cuanto al calzado, lo mejor es optar o por unas zapatillas o por unas botas ligeras, pero que en ambos casos tengan la suela dura y sean antideslizantes.

mosquetones via ferrata

Si es tu primera vía ferrata todavía no sabes si te va a gustar, así que lo mejor es alquilar el material o como decía, hacer una ruta guiada en la que te prestan el material y se encargan de licencias y seguros.

Lo mejor de hacer una Vía Ferrata

Personalmente, a mí las vías ferratas me han abierto la puerta a un mundo que no conocía. La sensación de libertad que se siente al estar en medio de la montaña, la paz que se respira, y también la seguridad que transmite estar atado en todo momento, es indescriptible.

Además, te permite llegar a zonas que escalando o caminando sería imposible, y esto te regala unas vistas dignas de postal.

Te mantiene activo y se convierte en un reto donde quieres aspirar a más, subir de nivel, conocer otras vías ferratas y seguir disfrutando del camino.

vias ferratas en grupo

Las mejores vías ferratas del mundo

Hay muchísimas vías ferratas alrededor del mundo, tantas que si ennumerase todas no acabaría. Además, hay algunas en puntos estratégicos que te permiten ver zonas desde otra perspectiva, cosa que lo hace mucho más emocionante si cabe.

Yo solamente he hecho vías ferratas en España (en la Posada de Valdeón y en Pirineos), pero aquí te dejo una lista de las que más me llaman la atención también en otros países y que espero algún día poder tener la oportunidad de disfrutarlas:

  • Valle Sagrado en Ollantaytambo (Perú)
  • Aletsch (Suiza). En el glaciar alpino más grande de los Alpes.
  • Monte Kenia (Kenia, África). Es de las vías ferratas más alta del mundo.
  • Marmolada (Italia)
  • Liaucous (Francia)
  • Roc Du Vent (Francia)
  • Dolomitas (Italia)
  • Hua Shan (China)
  • Mountain Torq (Malasia)

Esto es todo lo que puedo aportar con mi breve experiencia sobre vías ferratas. Espero poder haberte ayudado a dar el paso de empezar en el mundillo si tenías dudas y si no lo conocías, por lo menos, que te haya picado la curiosidad.

¿Alguna vez has hecho una vía ferrata? ¿Qué es lo que más te llama la atención de este deporte?

¡Nos vemos en las montañas! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.