5 animales de Galápagos que deberías conocer

5 animales de Galápagos que deberías conocer

This post is also available in: English

Las Islas Galápagos, además de ser famosas por los pinzones de Charles Darwin y los piqueros o gaviotas de patas azules, alberga una amplia y variada fauna única en el mundo y que deberías conocer. Se sabe que la isla es un destino turístico popular con reglas estrictas que existen con el objetivo de proteger a toda la vida silvestre que habita en ella.

Con tantos animales diferentes para observar y admirar, es difícil clasificarlos por su interés. Sin embargo, por la gran abundancia que descubrirás desde tu llegada a la Isla de Santa Cruz existen ciertos animales como las tortugas de Galápagos, tiburones, iguanas, leones marinos y las gaviotas de patas azules de Darwin que se convierten en la auténtica imagen de marca de esta isla perteneciente a Ecuador.

Tortuga gigante de Galápagos

Esta tortuga tiene algo especial a tener en cuenta, ya que tiene muchas características únicas respecto a su especie. Estas tortugas en particular solo existen en dos lugares del mundo, uno de las cuales es Galápagos. Su peso puede acercarse a la media tonelada (500 kilogramos), algo que que las convierte en las tortugas más grandes del mundo.

Otra de sus características únicas está en que estos anfibios pueden vivir hasta 170 años, lo que las convierte en uno de los vertebrados más longevos que existen. Lamentablemente, esta especie ha disminuido de manera considerable durante las últimas décadas. Solía ​​haber 250,000 tortugas en el siglo XVI y se redujo a tan solo 3.000 en los años 70.

Esto se debió a que los piratas, los balleneros y los mercaderes los cazaban para alimentarse durante los siglos XVII, XVIII y XIX, se calcula que más de 100.000 tortugas fueron muertas.

La caza indiscriminada de la tortuga gigante de las Galápagos ha reducido las 250.000 que habitaban las islas en el siglo XVI a apenas varios miles en la actualidad

Tiburones

El de las Galápagos es una de las especies de tiburones más abundantes en el mundo que se concentra cerca de las costas de las mismas. Esta especie puede llegar a alcanzar los 3 metros y tiene la forma de tiburón de arrecife. Los tiburones se reproducen cada dos o tres años con camadas de cuatro a 16 crías.

La característica que más define a este tiburón es su primera aleta dorsal alta, que tiene una punta ligeramente redondeada y que nace sobre las puntas traseras de las aletas pectorales.

Iguanas de Galápagos

Uno de los animales más icónicos de las Galápagos son sin duda sus iguanas. Se trata de un animal anfibio por lo que puede nadar en el océano para cazar su alimento. Una cualidad única que los convierte en un reptil marino que solo se puede encontrar en las Galápagos.

Darwin describió a estos reptiles como «de aspecto horrible» y como los «lagartos más repugnantes y torpes». Estos lagartos pueden llegar a ser de 60 centímetros a 1,2 metros. Pueden pesar hasta 1,5 kg y su dieta consiste en algas que se encuentran en el mar.

Piquero o gaviota de patas azules

Un animal exclusivo de las Galápagos, la gaviota de patas azules, también conocida como el piquero de patas azules, recibe también el apodo de del ‘bobo’ . Esto se debe a que el piquero de patas azules es, como otras aves marinas, bastante torpe a la hora de moverse por tierra.

Estas gaviotas pueden crecer hasta tener una envergadura de hasta 1,5 metros. Sus pies azules son un rasgo sexual en el que los machos los exhiben en un elaborado ritual de apareamiento levantándolos hacia arriba y hacia abajo mientras se pavonean ante la hembra. Los pies azules les ayudan a destacarse frente a las hembras y les permiten aparearse (ver vídeo).

Leones marinos

Los adorables leones marinos de la isla de Galápagos varían de 1,5 a 2,5 metros y pesan entre 50 y 250 kilogramos. Su nariz apelotonada y su hocico algo largo y estrecho hacen que sus crías se asemejen a los cachorros de un perro. Los leones marinos cazan en el océano llegándose a adentrar hasta los 15 kilómetros dentro la costa.

El león marino de Galápagos a menudo puede confundirse con sus parientes lejanos. Sin embargo, una de sus características distintivas son sus aletas externas con forma de oreja (como se ve en la imagen de arriba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.